Tarot, Té y otros Cuentos de Brujas

Tarot, Té y otros Cuentos de Brujas

Siempre, desde niña, tuve fascinación por las brujas. Las princesas, realmente, no me llamaban tanto la atención porque no tenían Magia. Y aunque a las Brujas siempre se las representa feas, con la nariz enorme, solitarias y malvadas, el icono de éstas fue, muchas veces mi salvación contra el Bulling en el colegio.

Recuerdo cuando a un niño pecoso, regordete y feo, le dio por llamarme bruja en primaria, y me perseguía por todos los rincones y animaba a otros a que hicieran lo mismo… Una vez, incluso me puso una serpiente muerta en la cabeza y mi madre tuvo que venirme a buscar al colegio porque me dio un ataque de ansiedad. Todas estas acciones malvadas por su parte, de alguna manera me hicieron más fuerte y me empezaron a gustar las brujas, las serpientes y los gatos negros. “Lo que no te mata, te hace más fuerte”, o lo que es lo mismo: RESILENCIA.

Por eso, quiero hacer éste artículo sobre las Brujas y la aportación social que hicieron en su momento y por lo cual se las torturó y asesinó.

“ Una Bruja aprendió a perdonar el Genocidio hacia las mujeres, pero nunca lo olvidó”

En la antigüedad de la Edad Media, entre los S.XV al XVII nueve millones de mujeres fueron víctimas de un genocidio en Europa y Estados Unidos, acusadas de brujería. Eran mujeres sabias, que estudiaban las propiedades de las plantas y los remedios naturales. Se encargaban de hacer las funciones de comadronas y de practicar abortos. Hacían perfumes, y cocinaban recetas de cocina. Y en general, prestaban servicios a la comunidad. Eran mujeres libres y liberadas sexualmente. Sin embargo, las brujas no han pasado a la historia por su valor, independencia y sabiduría sino como un icono de maldad y terror, que forma parte de relatos para niñas y niños, películas, literatura y leyendas, que todavía se transmiten de generación en generación.

“Una Bruja lleva los misterios del viento, los secretos de la luna y el ritmo de la tierra den su corazón”

¿Por qué se representa a las Brujas con sombreros puntiagudos?

Bien es sabido, que en muchas religiones se utilizan elementos para cubrir la cabeza, donde se encuentra el chakra de la coronilla, según la tradición yogui. Éste Chakra denominado Sahasrara significa “Multiplicado por mil y se visualiza con el color violeta, además está vinculado con la energía y el pensamiento cósmico.

También los judíos utilizan la kipá para cubrirse la cabeza, las mujeres islámicas el velo, las monjas el hábito… y las brujas: el sombrero en pico.

Pero los sombreros no sólo tienen la capacidad de cubrir la cabeza, también son la representación simbólica de “cambiar de sistema de creencias”, de mirar el mundo bajo otra lente o bajo la fe particular del individuo. Así pues, las brujas llevaban sombreros para recordar que todos somos tres partes de una misma cosa: cuerpo, mente y espíritu ; El triángulo perfecto.

“Era una bruja todo el tiempo, no solamente en la estación de las calabazas y las hojas doradas, sino siempre y para siempre en lo más profundo de su alma.”

Amar a una bruja

Amar a una bruja no es fácil. Tal vez sea por ello que tantas de nosotras permanecen solas durante años sin elegirlo o sufren de relación en relación hasta que encuentran aquella en la que se sienten totalmente aceptadas. Amar a una bruja no es fácil porque a nadie le preparan para ello, y nadie piensa que algún día se encontrará inmerso en una relación mágica, de verdad.

No es fácil porque traemos con nosotras el recuerdo de mil historias de amor anteriores y nuestro corazón late con la fuerza de mil vidas, así que la intensidad de nuestros sentimientos y lo que esperamos de los demás a veces asusta. No es sencillo porque lo que para otras mujeres son símbolos de amor, para nosotras son cadenas. Los sueños y ambiciones de otras, para nosotras son prisiones. No es fácil porque esperamos que quien amamos sea mejor cada día, tal como lo esperamos de nosotras mismas.

Para atreverse a amar a una bruja hay que estar dispuesto a darle la vuelta a todo lo que creímos siempre que era el amor. Una bruja te querrá a su lado como cómplice, como compañero y amante compartiendo tres vidas. La tuya, la de ella y la que construiréis en común. Nunca alcanzarás del todo el centro de su corazón, porque ese lugar sólo le pertenece a ella. Una bruja nunca se entregará por completo a otra persona porque sabe que su verdadera esencia sólo es suya. Una bruja nunca perderá su identidad ni fingirá ser quien no es a cambio de amor. Lleva dentro los secretos del viento de la noche, el misterio de la luna en la mirada y el ritmo de la tierra en su corazón, ¿Cómo podría querer ser otra si ella ya lo es todo? Si un hombre no es capaz de ver la eternidad en la sonrisa de una bruja, nunca podrá comprender del todo la inmensidad de su amor.

Amar a una bruja removerá tu mundo, te despojará de años de ideas equivocadas y te hará enfrentarte con lo que se esconde en el fondo de ti mismo, te hará mirar a los ojos del espejo para descubrir qué es lo que ella ve cuando te mira. Te hará bailar al son de la melodía más antigua del mundo y te hará recordar que no es la primera vez que danzas esos pasos nunca olvidados y que no es la primera vida en la que la encuentras. Amar a una bruja te hará abrir la puerta a misterios que nunca imaginaste encontrar pero que siempre esperaste descubrir.

Cuando una bruja te ama conoces lo que es la plena confianza. Jamás te mentirá. Nunca te engañará porque sería como engañar y mentir a su propia alma. Si una de nosotras te ama, puedes sentirte afortunado porque no hay nada más limpio, desnudo y honesto que el amor de una bruja. Pero esperamos lo mismo. La mentira, el engaño, la traición… matarán todo sentimiento que pudiéramos tener por ti. Sufriremos y sentiremos un dolor profundo, pero sabemos cómo curarnos y continuar adelante.

Debes recordar que estamos conectadas con la tierra y sus ciclos, así que no siempre nos comportaremos igual. A veces el aire nos llevará de un proyecto a otro y resultará difícil seguirnos. A veces las ideas cruzarán tan rápido nuestra mente que sólo otra mente rápida y curiosa podrá seguir nuestra conversación. A veces el fuego hará que nos consumamos de pasión o estallemos como volcanes ante lo que consideremos injusto. Puede que nuestra furia sea difícil de enfrentar, porque no cualquiera puede medirse con la ira de una bruja.

A veces el agua nos sumergirá en épocas de silencio y melancolía, y parecerá aún más difícil alcanzarnos, pero cuando emerjamos del mar de nuestras emociones, te amaremos aún más porque nuestros sentimientos estarán aún más claros. Otras veces parecerá que la tierra nos hace preocuparnos más de lo habitual por lo material, pero sólo estaremos creando raíces profundas para poder asentar el hogar que creemos juntos en el tiempo y el futuro.

Puede que alguna noche la bruja que amas no se quede a tu lado, pero allí donde esté, bailando bajo la luna llena o explorando la oscuridad de la luna oscura, estarás con ella. Porque cuando una bruja se enamora sabe que esa unión fue forjada por su alma y la tuya mucho tiempo antes de nacer, así que podrás estar seguro de que regresará a tu lado. Y lo hará más completa, más feliz, más bruja y más enamorada que antes.

Si amas a una bruja habrás elegido compartir tu vida con una persona libre que, desde su libertad, compartirá su mundo contigo. Por eso has de saber que si algún día ella deja de amarte, no habrá juegos ni mentiras. No habrá engaños. Las brujas conocemos muy bien el poder del amor, la fuerza que otorga compartir la vida con alguien que te impulsa a ser tu mejor versión y atreverte a alcanzar tus sueños con la seguridad de que siempre habrá alguien que creerá en ti. Saberse amado en este mundo cada vez más solitario es un don que debemos cuidar y agradecer porque no está destinado a todos. Por eso, si alguna vez todo termina, el último acto de amor de una bruja será dejarte ir. Sólo así ambos podréis encontrar la felicidad y la vida deseada. Solos o acompañados.

Y tú, bruja, si has llegado a una época de tu vida en la que estás preparada para compartir tu camino con alguien, nunca escondas lo que eres a la persona que amas. Muestra tu alma, deja fluir tu magia y dile quién eres desde el primer momento. Sólo así sabrás que lo que estáis creando es real.

Si te ama, debe amarte entera.

Con todas tus vidas, con toda tu magia, con todos tus sueños.

Con todos los misterios de tu corazón de bruja.

Hyedra de Trivia (Eva Hyedra López)

Me encanta este texto, por eso lo he querido compartir con vosotr@s, espero que lo hayáis disfrutado. A continuación pongo algunos enlaces sobre Brujas.

https://www.youtube.com/watch?v=a-geL8Q3U18

https://www.youtube.com/watch?v=EeoDmxMXFR0

Buscas lencería erótica de calidad y al mejor precio?… Ahora en LosjugueteX.com 💋 Todo Al 25% De Descuento😱 Envío GRATIS Desde 60€ y Discreto en 24h. 🎁 No te la pierdas…

El Tarot y las Brujas

El tarot es una baraja de naipes a menudo utilizada como medio de consulta e interpretación de hechos (presentes, pasados o futuros), sueños,1 percepciones o estados emocionales que constituye, además, un tipo de cartomancia. Sus orígenes datan al menos del siglo XIV. La técnica se basa en la selección de cartas de una baraja especial, que luego son interpretadas por un lector, según el orden o disposición en que han sido seleccionadas o repartidas. La baraja de tarot está compuesta por 78 cartas, divididas en arcanos mayores y menores. La palabra «arcano» proviene del latín arcanum, que significa “misterio” o “secreto”.

A fines del siglo XVIII y comienzos del XIX las cartas del tarot fueron asociadas al misticismo y a la magia. Se argumentaba que el simbolismo del tarot de Marsella representaba los misterios de Isis y Thoth. Gébelin más tarde afirmó que el nombre “tarot” venía de los vocablos egipcios tar, que significa “real”, y ro, que significa “camino”, y que el tarot representaba, por lo tanto, un “camino real” a la sabiduría.

La lectura del tarot se enmarca en la creencia de que las cartas pueden ser usadas para comprender situaciones actuales y futuras de la persona consultante. Algunos dicen que las cartas son guiadas por una fuerza espiritual como guía. Uno de los métodos más utilizados son las tiradas, que consisten en voltear un número de cartas que previamente han sido barajadas al azar y repartidas en un cierto orden boca abajo, y darle una interpretación (valor o significado) a cada carta según la posición relativa en la que se encuentre sobre la mesa y en relación con las cartas adyacentes, y el tarotista formula su interpretación sobre su significado.

En la cultura popular, a la práctica del Tarot se considera como brujería, pero el Tarot es un encuentro con uno mismo y leer las cartas es un profundo acto meditativo y el o la tarotista no adivina, sólo interpreta.

“No hay cartas malas ni buenas. El Tarot te muestra rápidamente lo que hay en tu cabeza y en tu corazón

La Sacerdotisa en el Tarot

El Arcano número dos, es una de las cartas más misteriosas del Tarot, la Sacerdotisa representa el principio femenino. Esta carta es la gemela de La Gran Madre, o el Arcano número tres: la Emperatriz. Y también hace pareja con el Arcano del Mago.

Como sacerdotisa, es la virgen de un templo, pero también la guardiana del conocimiento amoroso. Esta carta, si le sale a una mujer, nos puede hablar de un pronto embarazo, o por el contrario de la necesidad de soledad y meditación. Pero si le sale a un hombre se puede interpretar como la relación con una amante misteriosa e intuitiva.

La sacerdotisa presenta dos mensajes distintos, sea la posición en la que ha salido; La Sacerdotisa al derecho es la intuición, los más altos poderes y el misterio. Invertida representa planes soterrados, y requiere escuchar la voz interior.

Escribe tu opinión, es importante para nosotros