Origen de San Valentín

¿ Cual es el Origen de San Valentín ?

Celebrar el día de San Valentín, en nuestros días parece una cursilada, o motivo de consumo, porque nos bombardean con anuncios constantemente y productos de todo tipo. Pero, aunque yo pienso, que el día del Amor, se tiene que celebrar siempre, reconozco que me gusta que mi pareja tenga un detalle conmigo. Realmente, yo tampoco me escapo al consumismo estacional…Que se le va a hacer…

A parte de todo esto ¿Por qué se celebra San Valentín? Y ¿Quién era?

La historia se remonta al siglo III, en la ciudad de Roma. El Emperador Claudio II decidió prohibir el casamiento entre las parejas jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. Pero un rebelde sacerdote llamado Valentín, consideró injusto este decreto y desafió al Emperador casando en secreto a todas las parejas que se lo pidiesen, (de ahí se ha popularizado que san Valentín sea el patrón de los enamorados). Por desgracia para este buen hombre, el Emperador Claudio, lo mandó encarcelar, y posteriormente lo ejecutó el 14 de febrero del año 270. San Valentín murió degollado.

Se dice que los restos del Santo llegaron a España desde las catacumbas de Roma, a través del Vaticano, en el siglo XVIII, aunque no fue hasta hace doce años cuando el padre Martínez Villar, el cura párroco de la iglesia de San Antón, Madrid, encontró sus restos en uno de los sótanos. Los madrileños y la gente que conoce la historia, recurren a San Valentín escribiendo peticiones de Amor, que en ocasiones el cura encuentra en el cepillo de la iglesia.

¿Por qué se usa el símbolo de Cupido el 14 de febrero?

Cupido se representa con la figura de un niño pequeño regordete, desnudo, con los ojos vendados y con un arco y una flecha. La influencia de la religión cristiana ha llevado a que se piense en él en como un ángel, pese a que su origen es de deidad.

Es un dios de la mitología romana, o de la griega si se hace referencia a Eros. Algunas historias señalan que es hijo de Venus y Vulcano, mientras que otras dicen que podría serlo de Júpiter y Venus. Según la mitología romana, su madre, Venus, diosa del amor, le regaló el arco y las flechas con las que es capaz de causar el enamoramiento o sembrar el olvido.