El marketing en red NO ES venta por catálogo

El marketing en red no es venta por catálogo

El marketing en red no es venta por catálogo

Muchas personas confunden el marketing en red con la venta por catálogo. Pero a nivel de negocio, no tiene nada que ver. Ambos modelos de distribución pertenecen al sector de la venta directa, pero existen diferencias importantes. La principal diferencia reside en el potencial de crecimiento del negocio de los emprendedores.

En efecto, con la venta por catálogo, los emprendedores pueden obtener fácilmente un ingreso extra. Pero les será difícil conseguir ingresos importantes de esta actividad, incluso dedicándose a tiempo completo.

En cambio, con el marketing en red los emprendedores no tienen límite de crecimiento y pueden contemplar esta actividad para independizarse económicamente y mejorar tremendamente su calidad de vida.

 

 

La venta por catálogo ofrece ganancias limitadas

Ganancias limitadas por el número de clientes

La venta por catalogo es una forma de venta directa tradicional. Su funcionamiento es simple: los vendedores venden los productos del fabricante a los clientes finales y cada mes obtienen un margen de beneficio según la cantidad de productos vendida.

Como la venta se hace siempre físicamente por el vendedor, sus ganancias están limitadas al número de clientes que pueda atender en un mes y por el tiempo que el vendedor pueda dedicar en atenderles. En efecto, los vendedores no pueden vender productos personalmente a cienes de clientes cada mes, y no pueden vender 24 horas al día.

Por este motivo, las ganancias de la venta por catálogo suelen constituir un ingreso extra, con pocas perspectivas de crecimiento.

Ninguna seguridad económica

El vendedor no tiene ninguna seguridad económica, que sea a corto, medio o largo plazo, porque 100% de sus ingresos dependen de su trabajo físico. Si no vende productos, no gana dinero. Significa que si algún motivo no puede trabajar : edad, enfermedad, problemas familiares, vacaciones… entonces pierde todas sus ganancias.

La venta por catálogo tiene perspectivas limitadas

Perspectivas de carrera limitadas

Si un vendedor no se conforma con ganar un ingreso extra y quiere hacer carrera en un negocio de venta por catálogo, puede aspirar a una posición de director(a). En este caso, maneja un grupo de vendedores que forma y motiva y recibe un porcentaje de las ventas de su grupo.

Pero las ganancias de los directores también son limitadas. Por un lado porque dependen directamente de si los vendedores, las cuales, y a lo hemos visto, tienen un límite físico. Por otra parte porque los directores también tienen un límite físico y de tiempo, y no pueden manejar un grupo de cienes de vendedores.

Además, a menudo tienen que cumplir con una serie de tareas administrativas y si no cumplen con ellas, pierden su grupo y sus ganancias.

Tareas administrativas

En la venta por catálogo, los directores se encargan de todas las tareas administrativas necesarias para el correcto funcionamiento del grupo de vendedores. Se encargan de pasar los pedidos de los vendedores a la empresa, de la facturación de los productos, campañas, devoluciones etc. Por este trabajo administrativo y por manejar el equipo de vendedores los directores cobran una comisión adicional según la facturación de su equipo de venta.

Este trabajo requiere mucho tiempo y limita el crecimiento de los directores.

 

El marketing en red no tiene límites

diferencia-venta-por-catalogo-marketing-en-red

Tal como comentamos anteriormente, la venta por catálogo está limitada y no ofrece seguridad económica a corto, medio o largo plazo. En cambio, en el marketing en red no tiene limites, ni de ganancias ni de crecimiento.

El marketing en red no tiene límite de clientes

En el modelo del marketing en red, el emprendedor también tiene un círculo de clientes, cómo en la venta directa tradicional. Pero no está obligado a atender a sus clientes uno por uno para siempre. En un momento dado, puede dar de alta a sus clientes como “socios” dentro de su red.

Los clientes pueden elegir entre sólo consumir los productos, o dedicarse también a promocionarlos. Pero en ambos casos, son atendidos directamente por la empresa colaboradora. La empresa se encarga de todas las tareas administrativas y de logística.

Por lo tanto, siguen generando ingresos al emprendedor pero sin quitarle tiempo.

Así, con el marketing en red, el emprendedor no tiene el límite de clientes físico que tiene la venta por catálogo. Puede tener en su red tantos clientes y socios como quiera, y hacer crecer su negocio continuamente.

A medida que crece su red de clientes y socios, crece también su facturación y el emprendedor obtiene siempre más comisiones.

El marketing en red ofrece perspectivas sin límites

Como el marketing en red no tiene límite de clientes, el emprendedor puede ponerse objetivos y metas a corto, medio y largo plazo. El potencial de crecimiento de su red depende solamente del número de personas que informa sobre los productos y la oportunidad de negocio.

También existe un efecto de palanca con el marketing en red. En efecto, a diferencia de la venta directa tradicional, todos los socios pueden crear sus propios equipos de socios independientes. Tiene por efecto una dinámica de reclutamiento mucho más intensiva, porque hay muchas más personas promocionando los productos de la empresa.

A %d blogueros les gusta esto: