Diosa del invierno

En cada época del año y en cada lugar del mundo, existen leyendas sobre Diosas, Dioses, Demonios y Bestias. Hoy quiero traeros, en este post, a la bella Dama de la Nieve o Diosa del Invierno.

“ El invierno ha llegado y el frío azul se cuela en las casas por los tejados. Ya están las hojas en el suelo helado, pero tenemos vino caliente  a pesar de la lluvia, la nieve y el asfalto mojado”.

-De Mujer Libelula

Caillech

La Diosa Caillech (pronunciado Kanet), también llamada Reina de las Nieves, es una diosa antigua venerada por los celtas. Se dice que  que cuida a los animales del frío invierno y también de los bosques helados. Vive en un castillo de hielo y es representada por una mujer madura, de pelo blanco y ojos azules, y va vestida con una capa blanca como la nieve. En primavera, se transforma en una mujer más joven, de pelo castaño y rojos labios, que seduce a los hombres que se pierden en los bosques y de esta manera puede engendrar hijos de todas las razas. Por eso los celtas y también los galos, la consideraban “ La Madre de Todos.”

Pero cuando los ingleses conquistaron  las tierras  altas de Escocia, cambiaron la leyenda de esta Diosa benévola, y la transformaron en un demonio, que tenía el poder de congelar a sus enemigos. ¿No os recuerda al cuento de  Elsa, la reina del Hielo: Frozen?

 

¿Qué podemos aprender de Caillech?

Con cada cambio de estación podemos despertar  a las diferentes Diosas que habitan en nosotras y potenciar nuestra energía femenina. Aunque, también los hombres pueden invocar a las Diosas, por supuestísimo.

El invierno es la época del año más dura. Es momento de recogimiento, soledad y austeridad, pero también podemos trabajar la serenidad, la fuerza  física y mental y el desapego a lo banal. Es tiempo de hacer limpieza de las cosas inútiles que nos lastran. Es el tiempo de recogernos en casa y poner en marcha nuestra creatividad, pensar en nuevos proyectos,  que tomaran forma en la estación de la primavera. Como ves el invierno también nos regala  tesoros.

 

Consejos para pasar un invierno saludable

Durante el invierno, somos más propensas a sufrir enfermedades respiratorias, aumentar de peso y hasta sufrir depresiones y cuadros de estrés. Por eso, es recomendable adoptar algunos consejos para sobrellevar de mejor manera la temporada de frío.

 

  1. Reforzar los hábitos de higiene, ya que hay mucho virus contagioso, como la gripe y el riesgo de contagio aumenta en los lugares mal ventilados. Es recomendable también lavarse las manos regularmente y hay que evitar tocarse los ojos, la boca y nariz ya que de este modo es como se propagan los virus presentes en sus manos.
  1. Evitar cambios bruscos de temperatura. La temperatura de la vivienda debe de estar en los 22 ºC.
  1. Estar atentos a las estufas y braseros. En invierno se producen más incendios. Ventilar las habitaciones cada cierto tiempo.
  1. Ponte protección solar. Los rayos de sol pueden quemar la piel durante esta época del año, especialmente para aquellos que practican deportes invernales o al aire libre.
  1. Reforzar el cuidado de la piel. Durante esta época del año, la piel lucha contra los efectos del frío y los cambios bruscos de temperatura. Para afrontar estas variables es aconsejable estar atentas de hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones.
  1. Cuidar de la alimentación. En invierno, el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío, pero cuidado, puedes aumentar de peso durante la temporada. Para evitar esta situación, es recomendable mantener los horarios de alimentación, añadir a la dieta una variedad de frutos secos y aumentar la ingesta de vitaminas.
  1. Cuidar el estado de ánimo. Los meses de frío representan para muchos tiempos de estrés y de tristeza. De hecho, algunas personas son diagnosticadas con el denominado Trastorno Afectivo Estacional. Por eso, es importante mantener una actitud y una disposición mental positiva. Por otro lado, resulta de gran ayuda descansar y dormir en un ambiente agradable y con temperatura adecuada. Y no te olvides de seguir haciendo
  1. Adecuar la indumentaria. El consejo más práctico es vestirse por capas (técnica “cebolla”) para poder mantenerse secos y calientes. Si el clima es muy frío, es recomendable vestir ropa térmica. Asimismo, es importarte considerar que los bebés y niños deben vestirse con una capa de ropa más de la que un adulto llevaría en las mismas condiciones. Sin embargo, hay que estar atentos que el abuso de prendas demasiado cerradas o ceñidas impide una correcta transpiración.

Espero que te hayan sido de utilidad éstos consejos, y que afrontes el frío como una autentica Diosa del Invierno. A continuación te dejo un diagrama sobre las estaciones y las Diosas y te dejo el enlace de la página donde lo he encontrado.

Cómo despertar tu poder habitando a la Diosa

Por Maria José Monchon  www.tantrayyoga.com

A %d blogueros les gusta esto: